Tool y Fear Inoculum: Casi 5 mil días después - Agencia Digital
Tool y Fear Inoculum: Casi 5 mil días después

Tendencias / Septiembre 2, 2019

Tool y Fear Inoculum: Casi 5 mil días después

Comparte

En Agencia Digital, somos fieles seguidores de Tool. Con cuatro discos publicados hasta el viernes 30 de agosto, debimos esperar 13 años para disfrutar de Fear Inoculum. Quizá, uno de los discos más esperados de la música pesada.

Por lo mismo Camilo Pérez, Gonzalo Villegas y Óscar Cruz se animaron a compartir un poco de su amor por la banda de California. Y fieles a nuestro estilo, agregamos también distintos datos en términos digitales que esperamos disfruten. ¡Vamos!

Undertow: la primera herramienta de Tool

Undertow

En 1993, el panorama musical que recibe el ascenso de Tool preveía un suelo fértil para la música de guitarras. La fuerza dominante del metal se ramificaba con calma en nuevas direcciones, desechando el exceso de los 80s. En tanto, el grunge se coronaba en la cima de los conteos y las listas radiales del mundo.

Sin embargo, nadie estaba preparado para la sensibilidad estilística y críptica que el cuarteto californiano estaba desarrollando.

Undertow marca un debut sombrío y nihilista. A lo largo de tensos 69 minutos, las dinámicas experimentales de instrumentación se cruzan con una escritura demandante, furiosa e imperante en su búsqueda de respuestas.

El ciclo del abuso/violencia en Prison Sex, el aprisionamiento causado por la drogadicción en las canciones Sober y Undertow, la hostilidad de Intolerance e incluso una parodia de la religión organizada y el culto en el tema Disgustipated, son solo algunos de los tópicos que corren por las venas del laberíntico álbum.

Sus videoclips

Fieles a sus inquietudes artísticas, Tool incorpora el video como medio de extensión a la intrínseca densidad conceptual de su música, produciendo tétricos clips para Sober y Prison Sex.

Este último fue dirigido por el guitarrista Adam Jones, y su simbolismo crudo y gráfico sobre el abuso infantil les valió sus primeras controversias a gran escala, al ser retirado del aire por MTV.

Presentaciones en vivo

Desde su primer disco la banda ha destacado por sus shows. La asociación con el comediante leyenda Bill Hicks, una exitosa aparición en el Lollapalooza estadounidense y consolidaciones como disco de oro y platino, marcarían esta curiosa primera etapa para el grupo estadounidense.

En retrospectiva frente a sus siguientes trabajos, Undertow se siente ligero y sencillo en comparación. Pero no hay duda que en el clima musical de los 90s, este sería el inicio de un portal que transformó el rock de manera permanente.

Por Camilo Pérez Fernández, periodista y redactor de contenidos.

Descifrando las imágenes

Luego de la gran introducción de Camilo llega el turno de Óscar Cruz, diseñador UX, fan acérrimo de Tool y colaborador de Agencia Digital.

Sober de Undertow

Comenzaré mi análisis con Sober, uno de los sencillos del Undertow y que se valió del stopmotion gracias a texturas crudas.

Con matices grises y marrones que funcionan como recursos audiovisuales para expresar algo antiguo y en mal estado, nos introduce al patrón de decadencia.

El protagonista del clip yace con un gran dolor y está atrapado en un lugar vacío. No existe como fuerza exterior; solo un lugar dentro de él. Por lo mismo, en Sober vemos habitaciones lúgubres que cambian cuando la puerta se cierra ante nosotros.

¿De qué trata el video?

Este trabajo audiovisual utiliza el concepto de pasillos y cajas, donde el ambiente es tanto opresor como un reflejo fidedigno del personaje que interpreta el cantante Maynard James Keenan: una persona en proceso de rehabilitación que pertenece a un grupo católico de alcohólicos anónimos.

Esta visión delirante del reformatorio aprisiona al protagonista en un baúl deliberadamente cerrado con ataduras. Lleno de una oscuridad que no puede resistir, cede de forma errada a abrirlo y cae más y más dentro de su vicio.

Una y otra vez

No importa cuánta resistencia tenga el protagonista, siempre vuelve a estar atado. Él implora por salir de ese martirio auto infligido. Un desasosiego tan profundo y solitario que lo lleva al autodesprecio y la sumisión absoluta a rehabilitación.

Sanar duele tanto, que es mejor dormir para siempre y/o seguir consumiéndose hasta que todo termine para siempre.

En sí mismo, el video es una representación de la realidad. Al igual que nosotros el protagonista quiere sanar y recae. Despierta arrepentido, pero el ciclo se perpetra con abrir la caja.

Nos elevamos con drogas y alcohol, solo para despertar al día siguiente sin memoria. Una y otra vez.

Tool

Y así como el cuerpo está lleno de órganos, la mente también los tiene, o al menos así lo sugirió Carl Gustav Jung. En el video, su idea es reflejada de forma literal cuando aparecen las tuberías.

Manifestaciones más cotidianas son cuando la mano está dentro de la caja de clavos, el reflejo de la imagen propia en otro cuando abre la puerta y encuentra a otra persona llena de clavos, y el destino inescapable del herrero que martilla más clavos en la caja.

Vicarious de 10,000 Days

10,000 Days fue el último disco antes de Fear Inoculum, otra obra maestra que indaga en nuestra condición humana. Y en el caso de Vicarious, tanto canción como video tratan del morbo.

¿Acaso alguien duda de nuestra atracción hacia la violencia? Según Aristóteles, esta necesidad va más allá de la lógica ya que es un requisito del alma.

Así, la genialidad de Tool es bajar tal potencia conceptual en un video y representa, visualmente, lo que dicta la letra. En esta oportunidad tú eres el hablante lírico, y profundizas en tus ganas de observar la muerte y saciar tus ansias de sangre.

Aquella que niegas en público por el sentido cuasiestadístico, pero en el fondo sabes que no puedes huir.

En este caso tu función corresponde a la del vicario, aquel que suplanta la función de otro para hablar de quien muere en tu lugar.

Tu iracundo vicario es víctima del clima, la guerra, la enfermedad y la traición. Has visto a gente morir, y sabes que mejor le toque a ellos que ti.

Fear Inoculum: casi 5.000 días después

Tool

Llegó el momento de Gonzalo Villegas, músico y estudiante de periodismo para analizar la versión física del nuevo disco de Tool, ojalá lo disfruten:

Ya son 13 años desde el 2 de mayo del 2006, fecha en que se publicó 10,000 Days, el antecesor de Fear Inoculum y la espera se sintió eterna.

Pero nada es para siempre, ni si quiera la espera. El 30 de agosto llegó al fin el nuevo disco, después de que la banda se sumara a las plataformas de streaming como Spotify y Apple Music, luego de años de ausencia.

Un caótico espiral

Desde los primeros acordes de la canción Fear Inoculum, supimos que la banda estaba de vuelta. “Es la canción más Tool que he escuchado”, oí decir. Así, el tema llegó a dos millones de reproducciones en YouTube en menos de 24 horas, además de alcanzar el puesto 93 del Hot 100 de Bilboard. Como dato, es la canción más larga (10:21 minutos) en hacerlo, todo un récord. Y la única que dura más de 10 minutos.

Siete es el número elegido para el tracklist, el cual se repite en varias ocasiones al avanzar el disco. Y el viaje da inicio con la canción homónima, que justifica su nombre de manera magistral.

Diez minutos con veintiún segundos que te adentran en el disco como quien entra en una cueva acompañado solo de una linterna. Pero de manera repentina comienza a introducir voces y progresiones, que nos hacen pensar que valió la pena la espera.

Tool

Seguido de este viene Pneuma. “We are spirit bound to this flesh” es la letra que abre una canción poderosa y matemáticamente caótica. Mención especial a la interpretación del bajo y la métrica en 7/4, que convierte al segundo track en un espiral progresivo intenso.

Los siguientes temas son Invincible y Descending, que ya habían sido interpretados el 2018 en vivo, en la gira norteamericana de la banda. Estas son piezas que mezclan rítmica y armonía; en coordinación y sincronía con letras que ahondan en lo más profundo de la problemática humana y la idea del despertar del individuo.

Además, sus guitarras pesadas y directas en ascendencia traen a la memoria canciones como Jambi, otro clásico del 10,000 Days.

Una declaración de principios

La siguiente estación es Culling Voices. Necesaria, reflexiva, penetrante y sincera, resulta la calma del disco pero solo hasta cierto punto. ¿Por que? Porque a la mitad de la canción reaparecen las guitarras distorsionadas, para generar un clímax musical intenso.

El tema que sigue a continuación es Chocolate chip trip, una verdadera declaración de principios. En 4:50 minutos disfrutamos de percusiones, sintetizadores y movimientos de corte electrónico. De igual forma juega con la masterización saltando de izquierda a derecha con diferentes volúmenes e intensidades. Y la métrica de 7/4 vuelve a aparecer.

El número 7

El disco físico termina con 7empest. ¿Cómo definir esta canción? Al menos yo no me siento capaz de hacerlo. La idea más cercana sería su nombre, tempestad.

Al igual que Culling Voices comienza con calma solo para volver al caos como en una demolición controlada de un edificio. Incluso la revista de heavy metal Loudwire, considera que esta canción es el mejor trabajo de guitarras de Adam Jones. ¿Qué creen ustedes?

El 7 en su nombre da entender que nada es al azar, en todo hay una justificación.

En un momento, la frase “You are darkness” resuena en nuestros oídos y con toda sinceridad, es un final más que digno para este ansiado viaje sonoro.

La quinta entrega de la banda cumplió, sin dudas, las expectativas que habían en torno a él. Eso sí me quedo con la sensación de que todavía hay algún secreto. Pero de algo estoy seguro, la respuesta está en el 7.

Tool: los últimos récords

¿Bueno pero en dónde están los resultados, las métricas y todo eso que nos encanta analizar? Si llegaste al final de la nota buscando estadísticas, estás en el lugar indicado. Gonzalo ya mencióno un poco más arriba el récord de la cancion Fear Inoculum, pero apenas fue una muestra.

Uno de los hitos más sorprendentes tiene relación con el ingreso de los cuatro discos antiguos al Top Rock Albums de Billboard tras su integración en los servicios de streaming.

Tool bate récords mundiales con “Fear Inoculum” y todos sus álbumes en plataformas digitales

¿El orden? Ænima en el nº1, seguido por Lateralus. 10,000 Days se situó en el cuarto puesto y Undertow, el disco que comentó Camilo, cierra este top 5.

Casi lo olvidamos, Tool es la primera banda en conseguir cuatro de los cinco primeros lugares en esta lista, y lo mismo sucedió en el Top Five Hard Rock Álbums.

Asimismo, en el Billboard 200 Ænima alcanzó el décimo lugar, Lateralus entró en el 16, 10,000 Days en el n.° 18, Undertow en el 19 y el EP Opiate debutó en el escaño 59.

¿Y cómo van los reviews del nuevo disco?

En Metacritic, sitio web dedicado a recopilar reseñas, Fear Inoculum tiene una nota de 88, tras analizar 16 reviews de críticos de música especializados. En cuanto al puntaje del público, éste llega a 7.6.

Además, Fear Inoculum ya cuenta con dos galardones del compilador de base de datos: el puesto número 10 de los mejores discos del 2019 y hasta el momento, es el octavo disco más comentado del año.

YouTube y Spotify

(Haz click para ver la imagen completa)

Por último, compartimos el rendimiento de Tool en YouTube y en Spotify. Tanto el disco entero como sus canciones sueltas no paran de subir. En el caso del top 5 en Spotify, las canciones pertenecen a álbumes distintos. Es que todos son tremendos.

Esperamos que les haya gustado este paseo por una de las bandas más geniales del último tiempo. Y ojo, que no será la última vez que hablemos de ellos.

Editado por Andrés Peña.