Ping, monitorear servidores nunca fue tan sencillo | Agencia Digital
Ping, monitorear servidores nunca fue tan sencillo

Sin categoría / Septiembre 20, 2017

Ping, monitorear servidores nunca fue tan sencillo

Comparte

Sin duda alguna, los iPhone son los celulares preferidos por nuestros usuarios, es más, Apple tiene más de mil millones de dispositivos activados en el mundo y es por eso que todos conocemos su gran capacidad y compatibilidad con los demás artefactos de esta marca, pero, ¿qué sucedería si les digo que ahora pueden monitorear servidores gracias a ellos? Para ser más específicos, a través de nuestros celulares.

Te presentamos Ping, la App de iPhone que hará aún más fácil tu trabajo, con ella podrás monitorear servidores a través de tu celular, ahora no será necesario utilizar nuestro computador para cumplir con estas funciones.

servidores

Atrás quedaron las aplicaciones como clásicas que permitían realizar estas tareas pero por los problemas que presentaban, como por ejemplo:

1-La lentitud

2-Los recursos que hacían las páginas más lentas

3-Las tediosas respuestas de los servidores

lograron que fueran quedando atrás con el paso del tiempo y alejándolas de las preferencias de los usuarios.

¿Cómo funciona el monitor de servidores Ping?

Muy sencillo, la App se conecta a los servidores de Linux usando la cuenta SSH, obteniendo así informacion más exacta.

También, nos enseña:

1-El consumo de CPU

2-La reserva de caché

3-El espacio consumido

Pero una de las cosas más interesantes es la lista de procesos que se están utilizando, además, podemos verificar cuanta memoria utilizan, de esta manera, gestionar desde la App será más sencillo.

Lamentablemente nuestros amigos que prefieren el sistema operativo de Android, aún deberán esperar, porque aún no existe fecha de salida para esta plataforma.

¡Ojo! no es una App gratuita, su precio es de 0,99 dólares pero seamos claros, es un precio razonable para todas las funciones que ofrece, así que revisemos nuestros bolsillos e invirtamos en algo que realmente vale la pena.