Leer en papel o digital: ¿dónde se inclina la balanza? - Agencia Digital
Leer en papel o digital: ¿dónde se inclina la balanza?

Geek / Septiembre 23, 2019

Leer en papel o digital: ¿dónde se inclina la balanza?

Comparte

A partir del momento en que se afianzaron los libros digitales, leer en formato e-book o PDF llevó a muchos teóricos a preguntar si los libros en papel, con el paso de las décadas, sobrevivirían.

La capacidad asombrosa de almacenar miles de textos en un dispositivo de reducido tamaño y peso, como los Kindles de Amazon, iniciaron las especulaciones sobre el fin de las hojas y la tinta impresa.

La resistencia del papel

Sin embargo, hoy las predicciones no son tan lapidarias para el libro clásico. Una voz autorizada sobre el tema, el poeta Ernesto González Barnert, Premio Pablo Neruda de Poesía Joven 2018, ante la disyuntiva de preferir uno de estos formatos, señala que opta por “el papel, aunque leo mucho en páginas web, pdfs de autores de provincia o fuera de Chile, editando, comentando, reseñando”.

Ernesto González Barnert
Ernesto González Barnert

En este sentido, el autor de Playlist argumenta que “como diría Ana Frank o el papá de Ana, ‘el papel es más paciente que los hombres’”. González Barnert considera que el libro físico sigue siendo muy superior, tecnológicamente hablando.

Las dificultades de leer en digital

A su modo de ver, el libro es equiparable al invento de la rueda. Pero leer en un ordenador de partida daña la vista, desconcentra, es necesario conectarlo, etcétera. Respecto de la capacidad de concentración que permite el libro en papel, el escritor coincide con los últimos estudios científicos.

Naomi Baron, especialista en lingüística de la American University, con sede en Washington DC, Estados Unidos, investigó el asunto durante dos años.

brown books closeup photography

En su trabajo encuestó a 429 estudiantes universitarios de Estados Unidos, Japón, Alemania, India y los países escandinavos. Cuando se les preguntó si lograban concentrarse mejor con libros físicos o digitales, el 92% respondió que con los textos impresos.

Además, muchos indicaron también que al leer en papel, entendían más distraían menos.

El Hipertexto y el Multitastinkg

Asimismo, los libros electrónicos tienen una característica que puede ayudar o perjudicar la concentración en la lectura: el hipertexto. Estos enlaces o links pueden ser un vínculo a diccionarios, artículos y videos, útiles para complementar la lectura original.

Sin embargo, esto activa la posibilidad de caer en el multitasking. Sgún Baron, el 67 % de los estudiantes señaló experimentar que los soportes digitales promueven las actividades múltiples cuando leen, mientras que sólo el 41 % tuvo esa sensación al leer del papel.

Leer: el afecto a los libros

Ernesto González Barnert también comenta a favor de la lectura en papel, el factor afectivo que posee este formato, “porque desde pequeño me dijeron que los libros tienen muchas lecturas y que una casa es pobre si no tiene libros”.

En la misma línea, profundizando un aspecto científico, apunta el artículo de Ferris Jabr publicado en la revista Scientific American. El especialista afirma que “el cerebro prefiere el papel”.

Maryanne Wolf proust y el calamar

Jabr se basa principalmente en los trabajos de Maryanne Wolf, neurocientífica de la Universidad de Tufts, Estados Unidos, y autora del libro Proust y el calamar: la historia y la ciencia del cerebro lector.

Ella establece que el cerebro, de algún modo, “pide” la parte física de la lectura: tocar el papel, olerlo, ver la totalidad de las páginas, notar cómo se reduce el número de páginas que resta por leer y cómo aumenta el volumen de lo ya leído. Esa especie de huella que se registra cada vez que el lector da vuelta una página.

Los e-books igual dan la pelea

Ahora bien, desde un punto de vista editorial, puede valorarse en los libros digitales los bajos costos de producción y las ventajas de distribución. Sin embargo, el también autor de Trabajos de luz sobre el agua es escéptico sobre estos atributos.

“Estar a un click de tener un libro no te hace lector. No es garantía de nada, ni siquiera de que con ellos estamos siendo mejores ecológicamente o el conocimiento. El arte y la literatura no están viajando más rápido y mejor, sino que veo lo contrario en internet o las redes sociales. Y, por otra parte, creo que son más caros finalmente los libros digitales”.

Un ejemplo son los nuevos dispositivos de lectura digital que, para contrarrestar el cansancio en la lectura por la pantalla lumínica, emulan la textura y luz del papel en ésta. Incluso, los Nabuk son de producción chilena.

Más allá de todas estas consideraciones, los libros digitales aún no han dicho su última palabra. La tecnología, en general, avanza a pasos agigantados en esta era y también puede progresar mucho en los e- books.

Por cierto, serán los lectores quienes finalmente decidan cuál soporte es el más conveniente y popular. ¿Cuál pefieren ustedes?

Por Gonzalo Robles, periodista y escritor. Para contactarte con él puedes escribirle a groblesfantini@gmail.com o al +56995601444.