El mundo le da la bienvenida al 5G | Agencia Digital
El mundo le da la bienvenida al 5G

Sin categoría / Junio 18, 2018

El mundo le da la bienvenida al 5G

Un 5G “real”

En diciembre de 2017, la 3GPP aprobó la variante non-standalone del 5G. Esta, como su propio nombre indica, no opera de forma independiente, sino que toma apoyo de las redes 4G LTE ya implementadas por los operadores —y mejora sus prestaciones actuales—.
Con la congelación del estándar definitivo y el año 2020 cada vez más cerca, todos los actores del sector comienzan a dar los primeros pasos hacia la oferta comercial del 5G.
 

¿Cómo será su llegada?

El proceso será, en parte, similar al del 4G y la subasta de los 800 MHz, una banda que suscitó mucho interés entre los principales operadores que causó el primer “dividendo digital”.
Se necesitarán importantes inversiones para el levantamiento de la nueva red, en Europa es una realidad, en América Latina debemos prepararnos.

 

El IoT será el mayor beneficiado de las redes 5G

Los objetos conectados crecerán en los próximos años. No solo a nivel doméstico, también en los transportes (vehículos conectados), en las fábricas (máquinas operadas a distancia), en la seguridad (cámaras, dispositivos de control), incluso en la medicina: operar a distancia no es ciencia ficción, ya se realiza actualmente.
Por ejemplo, en el Huawei Global Mobile Broadband Forum existe una máquina de ecografías operada a distancia utilizando redes inalámbricas de alta velocidad y baja latencia. En este punto es donde el 5G ofrece novedad.
 

¿Cuáles son las ventajas del 5G?

Alta velocidad de conexión. Con cada cambio de estándar asistimos a una mejora en la velocidad de descarga, algo que se producirá con el 5G. El Gigabit será común, con tasas de transferencia que superarán los 5 Gigabits.

Mayor ancho de banda. Permitirá un mayor ancho de banda para ofrecer la máxima capacidad de transferencia al mayor número posible de dispositivos. La estabilidad en las transferencias también será clave.

Mínima latencia. El objetivo es reducir la latencia por debajo de los 10 milisegundos. Se aspira a la llamada “Zero Latency” o latencia cero; por más que sea tecnológicamente imposible.

Mayor densidad de equipos por kilómetro cuadrado. El IoT el mayor beneficiado, el 5G debe garantizar la máxima capacidad de la red para que se conecte de forma simultánea el máximo número de dispositivos posibles.

Mejora en la cobertura. El 5G utilizará altas frecuencias para ofrecer sus conexiones, por lo que mejorará los rangos de cobertura incluso en lugares más alejados de las grandes urbes. Sin que por ello se pierdan las capacidades de la baja frecuencia: los dispositivos podrán conectarse utilizando técnicas como el “Decoupling” o el uso alternativo de dos frecuencias para estabilizar la subida y la bajada reduciendo la latencia.

 
¿Cuándo podremos disfrutar del 5G en nuestros móviles?