Big Data en la era digital - Agencia Digital
Big Data en la era digital

Tendencias / Enero 12, 2017

Big Data en la era digital

Según Henke, y otros expertos de McKinsey Global Institute en su artículo “The age of analytics: Competing in a data-driven world” o “La Era Analítica: Compitiendo en un mundo impulsado por datos” el potencial del Big Data fue subestimado.
Hace ya 5 años que un reporte del MGI destacó la importancia del Big Data, y la tecnología ha acelerado aún más el proceso de esta recopilación de datos. Desde plataformas digitales, sensores, aplicaciones virtuales, y nuestros mismos teléfonos celulares, se puede acceder a muchísima información sobre nosotros. Cada año las nuevas tecnologías y nuestra adherencia a ellas hacen que estos datos aumenten considerablemente.
Además con el tiempo también el almacenamiento digital ha crecido de manera abismal, mientras que el precio de guardar material digital ha disminuido muchísimo. Los expertos en datos ahora tienen en sus manos un poder nunca antes visto, y ya están ideando algoritmos cada vez más sofisticados para hacer de estas cifras algo tangible y útil.
McKinsey Global Institute estimó que el Big Data generaría valor en el análisis de 5 ámbitos: datos basados en localidad, en el retail en E.E.U.U., la manufactura, en el sector público de la Unión Europea, y en el servicio de salud de E.E.U.U.
analisis de datos, valor de los datos
 
De estos ámbitos notamos que en su gran mayoría los avances más importantes se han dado en los servicios de localidad y en el retail en E.E.U.U., mientras que en la manufactura, el sector público, y el servicio de salud no se ha logrado captar el potencial valor del Big Data. Creemos que esto se debe a que los primeros dos ámbitos tienen una gran gama de competidores nativos en lo digital, haciendo esencial el manejo de números y análisis para diferenciarse, mientras que los otros tres no se manejan tanto con lo digital, desconfían de su utilidad y tampoco tienen la infraestructura, talento, y manejo de sistemas para hacer del Big Data algo valioso. Pero no por que estos tres ámbitos no valoren estas cifras significa que no sean importantes, de hecho son una gran oportunidad para que aprendan y tomen ventaja de sus competidores.
Los datos a gran escala no sólo sirven para solucionar problemas y mejorar las operaciones dentro de una empresa, es más, las compañías líderes utilizan esta información para lanzar nuevos modelos de negocios. Con este manejo de números logran entender qué es lo que pide el mercado, qué es lo que no se está haciendo, cómo podemos entrar a otras industrias, y muchas otras oportunidades con la cual se puede enfrentar una empresa.

Adaptarse al mundo de los datos no es del todo fácil, ya que necesitamos invertir en sistemas computacionales interconectados y de última tecnología optimizados para el nuevo analista nativo digital, pero a la vez tenemos que hacer cambios organizacionales que hagan valer la inversión inicial. Es en esto último donde muchos fallan, ya que se ven atormentados con desarrollar una forma en que el talento, los procesos de negocios y la organización logren comprender el valor de sus cifras y análisis para poder llevarlos a la práctica en su negocio.

El primer desafío entonces está en incorporar los datos y análisis al núcleo de nuestra visión estratégica. Esto quiere decir que debemos hacer de nuestros números y conclusiones parte esencial de cómo manejamos nuestro negocio de ahora en adelante. Luego debemos desarrollar procesos de negocio y construir capacidades, incluyendo infraestructura para nuestras cifras y también talento para traducirlas en algo concreto. No es simplemente tener los mejores sistemas, sino que tenemos que tener también a los mejores analistas capaces de utilizar estos sistemas en su máxima capacidad.

La necesidad de que esto ocurra es cada vez más urgente. Hay empresas que ya manejan estos números y tienen una ventaja enorme frente a sus competidores. Estos negocios conocen los nuevos tipos de conjuntos de datos que ayudan muchísimo a las empresas como por ejemplo: la plataformas digitales de hiperescala que pueden reunir a tus vendedores y compradores en tiempo real (sacando los mercados ineficientes) y los datos granulares utilizados para personalizar productos y servicios.

Nuevas técnicas de estudio de números favorecen los descubrimientos e innovaciones, pero por sobre todo nos ayudan a dejar de confiar en nuestros instintos para hacer decisiones y comenzamos a confiar en las cifras para tomar decisiones más rápidas y acertadas para nuestro negocio.

En un tiempo más comenzarán aún mayores cambios. Las máquinas lograrán entender en profundidad los datos, y los sistemas harán que estas máquinas puedan proveer de servicios al consumidor, manejar logística, analizar registros médicos, e incluso escribir noticias.

Si bien los avances son buenos y la productividad ganada es innegable, sí existe un riesgo en la pérdida de empleos de personas ya que estas máquinas podrán hacer su trabajo. Según otro estudio de MGI, el 45% de las actividades dentro de un empleo pueden ser automatizadas, es decir casi la mitad de los trabajos podrían ser entendidos y producidos por máquinas inteligentes.

Aún queda tiempo para decidir si la implementación será del todo buena para la humanidad. Pero lo que sí sabemos es que los datos y su análisis no pueden quedar desapercibidos en nuestra estrategia de negocios. Tenemos que tomarlos y aprovechar esta información para diferenciarnos de la competencia que quizás no maneja estos datos y darle valor a nuestra empresa.
Fuente: McKinsey Global Institute “The age of analytics: Competing in a data-driven world” (2016).