Alan Turing: El genio informático que ahora es rostro de un billete | Agencia Digital
Alan Turing: El genio informático que ahora es rostro de un billete

Academia Digital / Agosto 5, 2019

Alan Turing: El genio informático que ahora es rostro de un billete

Damos inicio a este nuevo tipo de notas en las que compartiremos biografías de gente extraordinaria, con el matemático Alan Turing. Nuestro primer relato surge porque en julio de 2019, fue elegido para ser el nuevo rostro de los billetes de 50 libras esterlinas en el Reino Unido, que circularán desde el 2021.

Billete 50 libras esterlinas

Por supuesto, la comunidad británica tiene muchas figuras conocidas, lo que nos hace pensar que el proceso de selección no fue tarea sencilla. Sin embargo, sobran los hechos para quedarnos conformes con la elección.

El padre de la computación

Alan Turing nació el 23 de junio de 1912 en Maida Vale, muy cerca de Londres. En lo laboral se desarrolló como matemático, científico de la computación, criptógrafo y filósofo, y es mayormente recordado por descifrar el Código Enigma alemán durante la Segunda Guerra Mundial.

Turing Bombes

Desde muy pequeño, Turing demostró interés y capacidades especiales hacia las matemáticas. Tanto que en 1931 recibió una beca del King’s College, de la ciudad de Cambridge.

Poco después resolvió el Problema de la decidibilidad planteado por David Hilbert, uno de los más complejos de la matemática moderna. Y con apenas 22 años, fundó la informática y el mundo digital al crear la primera máquina capaz de procesar información: el Computador.

Millones de combinaciones

The Imitation Game

El método alemán podía cifrar más de 150 millones de millones de millones de combinaciones, ya que su máquina poseía tres rotores que cambiaban de forma aleatoria las letras del abecedario en números.

Para resolverlo, con Gordon Welchman crearon en Bletchley Park las primeras Turing Bombes. Gracias a la identificación de patrones semánticos, anticiparon las maniobras navales de sus enemigos.

A raíz de este logro, Turing pasó a ser miembro del Orden del Imperio Británico en 1945. Cómo no, si de acuerdo a los historiadores, su hazaña acortó los enfrentamientos en Europa de 2 a 4 años y salvó innumerables vidas.

Si te interesa saber más de este hito en particular, te recomendamos ver la película The Imitation Game del 2014, debido a que muestra cómo el matemático desentrañó los mensajes en clave del régimen nacionalsocialista.

Frase

Pero desde ya te advertimos, su vida no tuvo un final feliz. Aunque hoy parezca imposible, en realidad la condecoración se mantuvo en secreto inclusive 30 años después de su muerte. ¿A causa de qué? De su condición sexual.

Un adiós químico

El precursor de la informática siguió trabajando en la Universidad de Manchester, hasta el momento de su muerte el 7 de junio de 1954. Y a pesar de su aporte en el desarrollo de nuevas tecnologías, la Corona Británica se espantó al descubrir que era homosexual.

Tumba

Como un acto casi benevolente, le dieron a elegir entre dos castigos diferentes: la cárcel o la castración química. Luego de preferir el segundo, decidió partir mordiendo una manzana con cianuro.

El tardío perdón real

Varias décadas después, en el 2009 Gordon Brown presentó las primeras disculpas públicas del poder británico por el horrendo trato que le dieron, mas no era suficiente. Esto generó el efusivo reclamo de los ciudadanos para que se le conceda el indulto real. Tarde pero al fin, la iniciativa fue aprobada en julio del 2012.

Si revisamos la historia, solo en cuatro ocasiones el Reino Unido ha ofrecido disculpas de este tipo. En aquel entonces Chris Grayling, Ministro de Justicia, comentó que “el perdón de la reina es un tributo a la altura de un hombre excepcional”. Un último dato: la leyenda sugiere que Steve Jobs homenajeó a Alan Turing con el logo de Apple.

¡Verdad o no, nos da más razones para recordar con más ahínco a este genio del Siglo XX!