7 Claves del éxito de Arcane en Netflix - Agencia Digital
7 Claves del éxito de Arcane en Netflix

Tendencias / Diciembre 9, 2021

7 Claves del éxito de Arcane en Netflix

Comparte

Arcane, la serie de animación de Riot Games basada en el universo de League of Legends, ha sido todo un éxito no solo en Netflix, sino también por su brillante campaña de marketing.



La serie Arcane de Netflix ha cumplido recientemente un mes desde que fuera estrenada en la plataforma de streaming, desde entonces se ha transformado en todo un fenómeno, destronando a grandes series como El juego del calamar y Juego de tronos en puntuaciones según IMDb.

Pero, ¿Cuáles son las claves del éxito de Arcane?


Colaboración con Burger King & Magnum

Las colaboraciones son una estrategia muy utilizada cuando hablamos de obtener mayor alcance y publicidad, Burger King no ha sido menos.

Con motivo del estreno de Arcane, la franquicia ha preparado unos menús centrados en diferentes personajes de la serie animada de Netflix.


Colaboración con Fornite y PUGB Mobile

Si hablamos de romper barreras y buscar el mayor impacto por Arcane, una colaboración con dos de los videojuegos más destacados de los últimos años, sin duda que es un ingrediente esencial para atraer público de otros nichos.


Retransmisión exclusiva en Twitch

Varios streamers a nivel mundial retransmitieron algunos capítulos de la serie en la plataforma morada, entre los que destacan: TheGrefg, Alexelcapo, Knekro, entre otros.

Avatares exclusivos de Arcane en Reddit

También existen colaboraciones fuera de los videojuegos y lejos de las grandes franquicias, hemos visto como el foro de Reddit anunció nuevos avatares con temática de Arcane y campeones de League of Legends.


El Soundtrack de Arcane

La música es un componente clave en el ecosistema de la serie, por supuesto no podemos olvidar su banda sonora, que resuena en la audiencia y que actualmente goza de gran popularidad en la plataforma de Spotify.

Sin ir más lejos, el tema colaborativo Enemy de Imagine Dragons y JID ha conquistado las listas de popularidad de Spotify, posicionándose con el puesto número uno como la canción de rock más popular por varias semanas consecutivas.


La dominación mundial de Arcane

No bastaba con solo tener la atención en el mundo digital, Riot Games y Netflix decidieron ir aún más lejos en cuanto a la promoción de Arcane.

Es así como Arcane se adueñó de ciudades importantes, por ejemplo, la serie animada dominó por completo el Burj Khalifa, el importante rascacielos que se eleva en Dubái. Pero no se ha quedado ahí, Nueva York, Moscú, Río de Janeiro y otras grandes ciudades también dieron protagonismo a la tan aclamada serie a través de diversas imágenes.

Una obra visual impresionante

La serie de Netflix es, pese a todo, una serie de animación… Pero a diferencia de tantas series de animación recientes donde predomina lo narrativo sobre lo visual, en Arcane tenemos una serie muy consciente del potencial del lenguaje que maneja.


La estética de la serie, la fotografía, el diseño de los personajes, sus expresiones y los colores de la escenografía, gran parte de ellas representan una temática diferente, hecho que enloquece al público (y a nosotros también).


Otro punto importante a destacar es su historia, llena de fantasía, batallas y diversidad de emociones de los personajes principales que sin duda provocan una reacción en el espectador, logrando involucrarnos rápidamente en la historia

Arcane es la serie más vista en Netflix, todo un éxito, así podríamos definir en simples palabras lo que representa, donde el objetivo no era solo llegar al público que habitualmente consume sus productos, sino a uno mucho más amplio, que gracias a Arcane, se han dado a conocer otros títulos de la compañía.


Por lo pronto, Riot Games y Netflix han confirmado de manera oficial la renovación por una segunda temporada de Arcane, aún sin fecha de estreno oficial.

Si todavía no has visto a Jinx y Vi en acción en el mundo de Piltover y Zaun en Arcane, quizás sea momento de agregarlo a tu lista de películas y series pendientes, porque vaya que vale la pena.